Ante el incremento de delitos, urge Wilfrido Lázaro reglamentar Ley de Cultura para La Paz

Comunicado 959/2017

  • El diputado del PRI también llamó a reabrir el Centro Estatal de Prevención Social y Participación Ciudadana que se encuentra actualmente cerrado y debiera generar diagnósticos y recomendaciones  enfocadas  a la prevención del delito 


Morelia, Mich.- 09 de julio del 2017.-
 Ante el claro crecimiento  de los índices delictivos  y violencia que registra  Michoacán, el diputado del PRI y presidente de la de Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil del Congreso del Estado,  urgió al Gobernador del Estado para que instruya a las dependencias a fin de que se reglamente la Ley de Cultura de Paz y Prevención de la Violencia y la delincuencia que fue promulgada y valorada por él mismo desde octubre pasado.

El también secretario de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado, Wilfrido Lázaro aseguró que es fundamental dar vigencia al Estado de Derecho y es a partir de las leyes como cobra su verdadero sentido. Siendo así, explicó, se deben consolidar los ordenamientos generados por la correlación de los Poderes del Estado.

En este contexto recordó que en la Ley de Cultura de Paz se le da preponderancia a la creación del Centro Estatal de Prevención y justo cuando el gobernador la promulgó en vez de reglamentar la ley, se cerró el Centro Estatal de Prevención Social y Participación Ciudadana del Estado de Michoacán, el cual consideró debe de reabrirse y servir a toda la sociedad Michoacana.

Este espacio sostuvo es fundamental para generar diagnósticos relacionados a la seguridad ciudadana y promover la creación y presupuestación de políticas públicas, tanto en los municipios como en todas las dependencias de los tres órdenes del gobierno del estado, hoy tan urgentes ante el aumento de los delitos, cuyo combate es más efectivo si se atienden las causas de la delincuencia y violencia, y se prioriza la prevención, a través de la reconstrucción del tejido social.

“El Centro estatal que está previsto en la ley como el eje fundamental mediante el cual se deben de generar los diagnósticos y trazar las líneas para la promoción de la cultura de paz y la prevención social”, dijo el diputado estatal, al mencionar que toda estrategia de contención de la delincuencia debe estar acompañada de acciones efectivas que vayan más allá de la reacción y contemple todas las aristas, la social, la cultural y la promoción de valores a través de las instituciones de educación pública.

“No podemos seguir apostando sólo a la reacción de los cuerpos de seguridad y auxilio. Es imprescindible trabajar con toda La sociedad en la promoción de la cultura de paz y la prevención social desde nuestras familias y grupos sociales a los que pertenecemos; los cultos religiosos ayudarán mucho en la medida en que promuevan los valores familiares y de convivencia comunitaria, así como las instituciones de los diferentes órdenes de gobierno en la medida en que sean más fuertes y se dediquen con calidad y honestidad a las responsabilidades asignadas”, dijo el diputado tricolor.

Subrayó que el Centro estatal de Prevención Social hace falta, y mencionó que es evidente que es necesario  ante tanta inseguridad, tema que no se resolverá sólo con más policías y su equipamiento, sino con un trabajo conjunto de autoridades y sociedad, fortaleciendo el tema preventivo.

El diputado tricolor recordó que el pasado primero de enero entró en vigor la Ley para una Cultura de Paz y Prevención de la Violencia y la Delincuencia en Michoacán, en la que el gobierno estatal contaba con 90 días para ponerla en marcha con su reglamento, ésto con el propósito de que partir de ese plazo ayuntamientos y gobierno estatal incluyeran en el presupuesto que los recursos necesarios para la operación del marco legal, sin embargo, no ocurrió.

Agregó que en esta ley es un diseño muy cuidadoso para que los 113 municipios establezcan recursos para cultura, legalidad deporte y contribuya a incidir en la prevención del delito, por lo que confió en que se establezcan las acciones para la prevención.