Congresistas buscan garantizar el derecho a la identidad de género

Comunicado 734/2017

·         Iniciativa de decreto por el que se reforma al artículo 119 del Código Familiar del estado de Michoacán

Morelia; Michoacán, 24 de mayo de 2017.- La identidad de género, definida como la convicción personal de pertenecer a uno distinto al sexo original y, como un derecho humano regulado por la legislación familiar, debe de la misma forma, ser un mecanismo eficaz que proporcione seguridad,  igualdad y certeza jurídica al ser humano, aseguró la diputada Eloisa Berber Zermeño.

La legisladora por el distrito de Lázaro Cárdenas abordó la máxima tribuna del estado para presentar iniciativa de decreto por el que se reforma al artículo 119 del Código Familiar del estado de Michoacán, en representación de los diputados Yarabí Ávila González, Nalleli Julieta Pedraza Huerta, Rosa María de la Torre Torres, Belinda Iturbide Díaz, Xochitl Gabriela Ruíz González, Ernesto Núñez Aguilar, Roberto Maldonado Hinojosa, Roberto Carlos López García, Manuel López Meléndez y Raúl Prieto.

De acuerdo con el planteamiento de reforma, se pretende que puedan pedir el levantamiento de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de la identidad de género, previa la anotación correspondiente en su acta de nacimiento primigenia, las personas que requieran el reconocimiento de su identidad de género.

De acuerdo con la exposición de motivos de la iniciativa, la identidad no es sólo uno más de los elementos que conforman la esencia del ser humano como tal, sino como aquel que representa la individualidad de cada uno y la potencialidad de desarrollarnos como personas y como parte de un grupo social, de aprovechar todas las capacidades y aptitudes naturales y adquiridas, así como gozar y ejercer las libertades y los derechos que el orden jurídico nos reconoce u otorga.

Berber Zermeño, agregó que el derecho a la identidad consiste en el reconocimiento jurídico y social de una persona como sujeto de derechos y responsabilidades y, a su vez, de su pertenencia a un Estado, un territorio, una sociedad y una familia; condición necesaria para preservar la dignidad individual y colectiva de las personas.

La iniciativa fue turnada a comisiones para su estudio, análisis y dictamen.