Decisiones caprichosas de Silvano Aureoles en materia de seguridad no pueden alterar el orden institucional: Eduardo García Chavira

Comunicado 730/2018

Morelia; Michoacán, 10 de septiembre de 2018.-Aunque el gobernador quiera tomar decisiones autoritarias, Michoacán forma parte de una república federal, externó el diputado, Eduardo García Chavira integrante del grupo parlamentario del PAN, en el Congreso Local, quien además agregó que “los alcaldes, el Gobernador y el Presidente de la República deben trabajar en armonía por el bienestar común y todos tienen la responsabilidad constitucional de construir orden público y la seguridad en sus respectivos territorios”

Indicó que el gobierno estatal tiene la responsabilidad de brindar seguridad y ser garante de establecer la necesaria gobernabilidad en los 113 municipios michoacanos sin parcialidades políticas o de manejos interesados que al final no contribuyen a alivianar el grave problema de inseguridad que se vive en esta región y por el contrario pudiesen generar mayores problemas ante la ausencia de una estrategia concertada entre los 3 niveles de gobierno.

Señaló que “parece más una decisión desesperada por el manejo de los recursos por parte del gobierno estatal, lo que lo está llevando a tomar decisiones improvisadas sin medir que con ello atenta contra la seguridad y la gobernabilidad michoacana al someter a los municipios a sus caprichos colocándolos a merced de la delincuencia”.

Agregó García Chavira que “los alcaldes no están solos, en defensa de la institucionalidad habemos más actores involucrados para poner en evidencia estas actitudes contrarias al propósito de gobernar entidades. Debería ser la colaboración, no la subordinación de los órdenes de gobierno más vulnerables la que fortalezca las instituciones desde el territorio”.

“Quiero señalar y responsabilizar de manera directa al Gobernador de cualquier situación o crisis de seguridad que pueda ocurrir en cualquier municipio en donde retiró el estado de fuerza de la policía de Michoacán, solo para presionarlos, chantajearlos, con la firma de un Mando Único que ha demostrado no reducir las violencias y ha dejado solo en evidencia la voracidad por concentrar los recursos económicos etiquetados en el rubro, para los Ayuntamientos, en la Secretaria de Seguridad Pública” finalizó.