Empoderar e impulsar a la mujer indígena: Juan Figueroa Gómez  

Comunicado 328/2017

 

Morelia; Michoacán, 08 de marzo de 2017.- Un llamado al Poder Legislativo para enfocar el esfuerzo para impulsar el desarrollo y el empoderamiento de las mujeres indígenas, hizo el diputado Juan Figueroa Gómez luego de reconocer que es primordial el trabajo  coordinado con los otros órdenes de gobierno y así apoyar, “como lo hacemos ahora con diez jóvenes de la Meseta Purépecha, quienes en su papel de mujer indígena han logrado destacar en lo profesional y académico.

En un posicionamiento con motivo del Día Internacional de la Mujer, el diputado de la fracción parlamentaria del PRD reconoció públicamente “la tenacidad de Guadalupe Juan de Dios Felipe, de Tarecuato; Graciela Guzmán Felipe, de Comachuén; Oralia Urrieta Rodríguez, de Pátzcuaro; Mayté Lucas Medina, de Santa Fé de la Laguna; Marta Alicia Lorenzo Pascual, de Huancito; Ana Onchi Rentería, de Nahuatzen; María Elena Guerrero Contreras y María Rosario Niniz Silva, de Cherán; Elvira Méndez Bautista, de Cheranástico, y Fátima Gregorio Cipriano, de Ichán”.

Luego de realizar una remembranza histórica de por qué se conmemora este día en especial, así como los avances y pendientes con las mujeres, Juan Figueroa Gómez pidió que se respalde a las mujeres, “que como ellas, pese a las adversidades que hemos descrito, se esfuerzan día a día, lejos de casa y de sus familias, para continuar con sus estudios de posgrado, que no solamente les brindarán un beneficio personal, sino que los conocimientos adquiridos serán aplicados y compartidos en sus comunidades”.

Añadió que “si logramos multiplicar y acompañar hasta el final casos de éxito, en Michoacán las mujeres indígenas jugarán un papel fundamental en el desarrollo de sus comunidades, pues desde su perspectiva de mujer, aunado a la conjugación de conocimientos profesionales y ancestrales, serán ellas quienes plantearán nuevas soluciones a los problemas de siempre, transformando de esta manera la condición de mujer indígena en una oportunidad”.

Juan Figueroa concluyó diciendo que es tiempo de pasar de la reflexión y el discurso a la acción y el compromiso, “reconozcamos a la mujer como persona: como alguien que tiene valor, con diversas capacidades, y por encima de todo, que su deseo inherente de ser feliz, como principio de lucha y de vida se cumpla a cabalidad, partiendo del respeto y la valoración el uno del otro, de unos hacia otros, y no de la supremacía del hombre sobre la mujer.