Exige Mario Armando Mendoza detener redadas ilegales realizadas por Seguridad Pública

 Comunicado 553/2017

  • Demanda al Gobierno Estatal intervenir para frenar estas acciones que vulneraron los derechos humanos de más de 300 jóvenes detenidos por la SSP 

Morelia, Michoacán a 23 de abril del 2017.- La violación a derechos humanos, es el resultado de las redadas ilegales por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, contra personas en su mayoría jóvenes, quienes han sido detenidos por su apariencia física, afirmó el diputado del PRI, Mario Armando Mendoza Guzmán, al exigir al Gobierno Estatal intervenir y frenar estas acciones ilegales propias de los regímenes dictatoriales y autoritarios.

El diputado del PRI y presidente de la comisión de Gobernación en el Congreso del Estado, demandó al Gobierno Estatal intervenir y acabar con estas acciones que se alejan de toda estrategia de seguridad, y violan los derechos humanos de grupos en condiciones de vulnerabilidad.

“Por la simple apariencia de su vestir, en días pasados más de 300 jóvenes fueron detenidos en diversas colonias de Morelia, sin contar con orden de aprehensión ni estar cometiendo delito alguno, solo por su apariencia fueron llevados a la barandilla de Policía y Tránsito del Estado, luego trasladados a las instalaciones del antiguo centro de readaptación Francisco J. Múgica donde supuestamente serían integrados a un programa de rehabilitación, sin que se conozcan los protocolos de salud para este propósito”, dijo el diputado tricolor.

Asimismo el diputado Mario Armando Mendoza informó que a  los afectados fueron concedidas 20 suspensiones de esta acción a través de  amparo ordenando su libertad y las autoridades no han atendido esta resolución incurriendo en desacato. “Están violando la orden de más de 20 amparos que ya les conceden  la libertad, en un verdadero atropello de la justicia y del Estado de Derecho”, afirmó el legislador.

Agregó que estas acciones implementadas por las áreas de seguridad, violaron sus más elementales derechos humanos, se les privó de su libertad y fueron aislados sin que sus familia supieran de ellos durante varios días, lo que calificó como arbitrario y fuera de la ley.

“Esto solo ocurre en los peores regímenes dictatoriales, no puede ser que en Michoacán la autoridad cometa estas detenciones arbitrarias. Hago un enérgico llamado para que el Gobernador del Estado tome cartas en este asunto y se proceda contra los funcionarios que ordenaron estas detenciones , a nadie se puede privar de su libertad sin más argumento que incorporarlos a un programa sin su consentimiento, ni el de las familias”, afirmó el diputado.

El diputado del PRI celebró la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), sin embargo, dijo, no es suficiente, y reiteró que es necesario que el Gobernador del Estado, intervenga. Dio un voto de confianza en que el mandatario estatal hará lo necesario para corregir esta arbitrariedad , de lo contrario advirtió serán señalados como violadores de derechos humanos, ante una acción que no tiene precedentes en Michoacán.