Garantizar el bienestar de niños y niñas con mejores leyes, exhorta Yarabí Ávila

Comunicado 594/2017

  • Se deben sumar las actividades de formación integral, que sean  permanentes y no solo en el marco del Día del Niño

Morelia; Michoacán, 30 de abril de 2017.-  Garantizar el bienestar de los niños y niñas a través de mejores leyes que contribuyan a cumplir con la protección de sus derechos, se pronunció la diputada del PRI por el Distrito 10 de Morelia Noroeste, Yarabí Ávila González, al recordar que además se debe vigilar que las normas existentes sean efectivas en su aplicación.

La legisladora del PRI; sostuvo que a la generación de marcos normativos acordes a la realidad que enfrentan los niños y niñas michoacanas, se deben sumar las actividades de formación integral, las cuales deben ser permanentes, no solamente en el marco de las celebraciones del día del Niño.

Recordó que en Michoacán viven un millón 304 mil 279 niños y niñas de 0 a 14 años, que representan el 30% de la población de esa entidad, sin embargo, muchos de ellos en pleno siglo XXI siguen sin tener  acceso a la educación, justicia, salud, identidad, desarrollo en un ambiente sano y una familia, que son solo algunos de los derechos reconocidos en nuestras leyes y tratados internacionales.

Ávila González agregó que datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística establecían en el último censo que más de 300 mil niños entre los 5 y los 14 años de edad no asistían a la escuela por necesidades económicas principalmente en  actividades agrícolas.

Mientras que datos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, refieren que cuatro de cada diez niños sufre bullying en la escuela, esto, mencionó la diputada del PRI, habla de la vulnerabilidad en la que se encuentran y la urgencia de hacer cumplir los instrumentos legales que a nivel nacional e internacional existen para la protección de los derechos de las niñas y niños, así como adolescentes.

La diputada del PRI, urgió pasar del discurso a la realidad, así como ejecutar acciones y políticas públicas transversales, que impacten de manera importante en el bienestar de este grupo social, para que sus condiciones les permitan acceder a mejores oportunidades, y no sean susceptibles de ilícitos  y acciones que dañen su integridad física y emocional.