Homologación de número de emergencias, se traduce en mejor coordinación entre cuerpos de seguridad y emergencias: Wilfrido Lázaro Medina

Comunicado 033/2017 

·         Se enlazan los esfuerzos de las policías federal, estatal y municipal y los organismos de auxilio como Cruz Roja, Protección Civil y Bomberos, lo que agiliza la atención a los ciudadanos, señaló el diputado del PRI 

Morelia; Michoacán, a 12 de enero del 2016.-  La homologación del número de emergencias en el país y su entrada en vigor en Michoacán del 911, permitirá a los responsables de las áreas de seguridad de los tres órdenes de Gobierno, estar mejor coordinados para atender las emergencias en el estado y el territorio estatal, afirmó el diputado presidente de la Comisión de Seguridad y Protección Civil en el Congreso del Estado, Wilfrido Lázaro Medina.

El diputado del PRI, destacó que a través de esta vía se atenderán las denuncias por diversos ilícitos, además se atenderán emergencias de salud como trabajos de parto, paros  cardiacos, o accidentes.

Así como problemas de seguridad y desastres naturales. A la par se enlazan los esfuerzos de las policías federal, estatal y municipal, así como los organismos de auxilio como Cruz Roja, Protección Civil y Bomberos, lo que agiliza la atención a los ciudadanos.

Agregó que el número que sustituye al 066, viene a unificar los esfuerzos que estaban dispersos, lo que obstaculizaba el trabajo rápido de los cuerpos de seguridad pública y de los servicios de emergencia, lo que incluso implicaba la pérdida de vidas humanas, por lo que ahora con la puesta en marcha del 911 se logra concretar una actuación uniforme de estas corporaciones.

Lázaro Medina aprovechó para hacer un llamado a los ciudadanos a usar con responsabilidad los números de emergencia, ya que su uso adecuado contribuye a la actuación eficaz de los cuerpos de seguridad y emergencia.

El diputado del tricolor recordó que la llamada a los números de emergencia para hacer bromas o con motivo de juego, además de representar una distracción para los cuerpos de seguridad y emergencias, es un delito que se sanciona por las leyes en materia penal.