Propone Enrique Zepeda reformas a Ley Orgánica del Congreso

Comunicado 397/2017 

Morelia; Michoacán, 23 de marzo de 2017.- Con la finalidad de que el trabajo legislativo sea más eficiente en beneficio de los michoacanos, el diputado Enrique Zepeda, presentó una iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Congreso del Estado.

Ante el Pleno el representante del Partido de Regeneración Nacional (MORENA), en el Congreso local propuso fortalecer las facultades y obligaciones de las áreas del Legislativo, para contar con un órgano productivo, funcional, transparente y profesional, así como plural y democrático en la toma de decisiones.

“El propósito de la siguiente reforma, es corregir cuestiones del procedimiento legislativo, adecuar la norma de manera tal, que en los trámites y en el camino parlamentario no quede lugar a dudas y a diversas interpretaciones”, indicó.

Entre las propuestas contenidas en la iniciativa se contempla establecer un plazo para que las comisiones puedan solicitar el turno de algún asunto que deseen conocer y que haya sido turnado a otra comisión para dictaminar conjuntamente con aquella, así como dar claridad al procedimiento en relación al derecho que tienen los legisladores de presentar dictamen de minoría o votos particulares.

Por otra parte se faculta a la Comisión Jurisdiccional para que conozca sobre las denuncias ciudadanas y declare su procedencia, de conformidad con la Ley de Responsabilidades y Registro Patrimonial de los Servidores Públicos.

Asimismo, para brindar un trato oportuno y adecuado la Secretaría de Servicios Parlamentarios tendrá entre sus funciones la asistencia ciudadana para la atención,  seguimiento y resolución de las demandas de grupos organizados de la sociedad; así como de seguridad y protección civil que comprende la vigilancia y cuidado de los bienes del Poder Legislativo, de su personal, el control de acceso a la sede del Congreso y demás instalaciones.

De igual forma, el presidente del Congreso podrá convocar a sesión extraordinaria con al menos doce horas de anticipación, salvo que la convocatoria se haga en el Pleno antes de la conclusión de otra sesión,  en cuyo caso se podrá sesionar al término de la misma.

En estas sesiones se tratarán exclusivamente las cuestiones señaladas en la convocatoria respectiva teniendo la duración necesaria. No podrán discutirse y aprobarse dictámenes y propuestas de acuerdo sino han sido distribuidos con una anticipación de al menos veinticuatro horas respecto del inicio de la sesión.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Régimen Interno y Prácticas Parlamentarias, para su estudio, análisis y dictamen.