Sano que Michoacán permanezca como estado libre de paludismo

Comunicado 556/2017

Morelia; Michoacán, 24 de abril de 2017.- En Michoacán no debe bajarse la guardia y continuar con las acciones necesarias para permanecer como un estado libre de paludismo, subrayó el diputado José Jaime Hinojosa Campa, presidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la LXXIII Legislatura del Congreso local.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Paludismo, este 25 de abril, el Diputado por el distrito de Maravatío, recuerda que Michoacán ha trabajado intensamente para erradicar este mal, por lo que se debe insistir en obtener la certificación como estado libre de transmisión, así como lo tiene Tlaxcala.

Apunta que los datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que entre 2010 y 2015, la incidencia de la enfermedad se redujo en un 21 por ciento a escala mundial, mientras que la tasa de mortalidad entre las poblaciones en riesgo disminuyó en un 29 por ciento en todos los grupos de edad y en un 35 por ciento en los niños menores de cinco años.

“El paludismo es causado por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados, y si bien hay cinco especies de parásitos causantes del paludismo en las personas, son dos las más peligrosas”.

El Diputado perredista recuerda que desde el 2016 y gracias a los esfuerzos de las autoridades estatales de salud, Michoacán es susceptible para ser certificado como entidad libre de este mal.

Hinojosa Campa señala que clínicamente con el paludismo se presentan accesos febriles, escalofríos, sudoración, vómitos, dolor de cabeza, “los síntomas aparecen a los siete días o más, generalmente entre los diez y los 15 días de la picadura del mosquito. Si los pacientes no son atendidos rápidamente suelen agravarse y manifestar anemia grave”.

En el caso de México refiere que la transmisión del paludismo se ubica en una decena de estados: Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo y Tabasco en el sursureste y Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora en el noroeste.

“En Michoacán nos congratulamos con las políticas de salud instrumentadas que han permitido abatir este padecimiento, los reportes oficiales señalan que desde el 2005 no tenemos esta enfermedad en nuestro territorio”.