Urge concientizar sobre el uso responsable de los números de emergencia: WLM

Comunicado 448/2017 

  • Presentó iniciativa para reformar la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de Michoacán de Ocampo

Morelia; Michoacán, 30 de marzo de 2017.- Se debe “establecer una política pública que permita concientizar y  garantizar el uso racional y responsable de las tecnologías de la información que el Estado pone al Servicio de la población en aras de velar por su bienestar patrimonial y físico”, aseguró el diputado Wilfrido Lázaro Medina, quien este miércoles presentó, ante el pleno del Congreso del Estado, una iniciativa con Proyecto de Decreto a la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de Michoacán de Ocampo.

El integrante del Grupo Parlamentario del PRI señaló que uno de los grandes aciertos en materia de democratización de la seguridad pública es el establecimiento de un número único para cualquier situación de emergencia y urgencia, manejado por personal certificado que aprobó los exámenes de control y confianza, lo que da certeza y seguridad a la ciudadanía para hacer sus reportes.

El también presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil añadió que instaurar como atención de emergencias los tres dígitos numéricos trajo consigo de manera elemental la búsqueda de mecanismos que procuran fomentar el buen uso del número de emergencias, pugnando por disminuir el número de llamadas que son catalogadas como falsas, de broma o improcedentes; dejando de forma obvia que las únicas llamadas que realicen los ciudadanos sean no solo verdaderas sino además que tuviesen una necesidad que estuviera catalogada como de emergencia.

Lázaro Medina dio a conocer que conforme a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mensualmente se registran un promedio de 10 millones de llamadas para reportar una emergencia, de éstas, el 90 por ciento resultan falsas.

Por otro lado, explicó que la Cruz Roja ha referido que el 50 por ciento de las llamadas que reciben son falsas y ascienden a una pérdida de 13 mil millones de pesos anuales, pues la movilización por ambulancia es de 3 mil 500 pesos, esto hace evidente que se tienen que absorber esos costos cuando deberían destinarse a las labores propias de esa institución, lo mismo sucede con policías, bomberos y fuerzas armadas.